Tenemos novedades. La evaluación de aptitud profesional para el ejercicio de la abogacía de 2015 tendrá lugar el próximo 30 de mayo, a las 10 horas, en las ciudades de Barcelona, Granada, A Estrada (Pontevedra), Bilbao y Madrid. El alumnado de la Comunidad Valenciana se examinará en esta última, según anuncio del Ministerio de Justicia.

Esta prueba escrita de carácter objetivo y contenido teórico práctico, convocada por Orden PRE/202/2015, de 9 de febrero, trata de medir los conocimientos de las y los participantes acerca del ejercicio de la profesión y de las normas deontológicas y profesionales, de acuerdo con el nuevo sistema de acceso a la abogacía que establece la Ley 34/2006, de 30 de octubre, sobre el acceso a las profesiones de Abogado y Procurador de los Tribunales y su Reglamento, aprobado por el Real Decreto 775/2011, de 3 de junio.

De cuatro horas de duración, el examen constará de 75 preguntas, con cuatro alternativas de respuesta cada una de las que sólo una es la correcta. Del total, 50 corresponderán a cuestiones sobre deontología profesional, organización y ejercicio de la profesión, asistencia letrada y del proceso; las 25 restantes se referirán a una especialidad jurídica a elegir entre las cuatro que figuran en la sección de materias específicas: civil y mercantil, penal, administrativo y contencioso-administrativo así como laboral. Además, la prueba tendrá preguntas de reserva por si la comisión evaluadora anula alguna de las titulares.

En cuanto a la evaluación, cada pregunta tendrá un valor de 1 punto. Se descontará 0,33 puntos por cada respuesta incorrecta y no penalizarán las no contestadas. La calificación final resultará de la media ponderada entre el 70% del examen y el 30% equivalente a la formación especializada. Para aprobar habrá que conseguir un 5 de un total de 10 puntos. La nota final de cada alumno será únicamente de apto o no apto.

Para preparar la prueba, recomendamos leer con atención las bases y consultar el examen anterior.

Críticas

Desde su convocatoria en febrero, la evaluación de aptitud profesional ha recibido críticas, entre ellas la del profesor de Derecho Público de la Universidad Carlos III de Madrid Alberto Palomar Olmeda, cuya opinión y propuestas de mejora compartimos, pues es clara la asimetría entre los contenidos que se evalúan y los del máster obligatorio de acceso a la profesión.